web analytics

Mantenimiento autónomo – CIL – Limpieza (2/5)

La limpieza es la parte con más peso dentro de las rutinas CIL, la que a buen seguro más tiempo llevará, la inspección y la lubricación son importantes pero sin una buena limpieza del equipo es más difícil tanto realizar una inspección eficaz como ver posibles defectos de lubricación.

Limpiar para inspeccionar

La limpieza en si misma es una inspección ya que mientras se recorre la máquina durante la limpieza inevitablemente veremos defectos que en la operativa habitual están ocultos o fuera de la vista del operador.

Si un reductor o cojinete está siempre lleno de suciedad o grasa, no sabremos si se está perdiendo o que simplemente se ha quedado así después de lubricarlo, una mancha de grasa en el suelo es indicativo de una avería, pero si el suelo está siempre manchado, no nos fijaremos.

Limpiar para evitar microparos

Una limpieza contínua del equipo así mismo producirá una mejora de la OEE normalmente por la reducción de microparos, también de averías graves pero con un impacto no tan alto en la OEE.

Por ejemplo, en una máquina encoladora la cola acumulada puede llevar a una mala inyección y por tanto a una mala formación de una caja provocando pequeños paros y rechazos, o por ejemplo si una superficie que debe ser deslizante está sucia puede provocar el movimiento errático de los paquetes encima de la cinta transportadora o que la formación del paletizado no sea correcta.

Así mismo elementos tales como espejos o receptores de fotocélulas acumulan polvo o suciedad que termina afectando su fiabilidad detectora o motores que no refrigeran correctamente por culpa de la acumulación de polvo.  ¿Cuánto se tarda en limpiar un espejo receptor? ¿20 segundos? ¿Cuanto tarda el personal de mantenimiento desde que la máquina empieza a parar por falsas señales y éste llega a solucionar el problema? Si analizas estas pequeñas paradas en tus equipos te darás cuenta a veces lo justificado de dedicar un momento a limpiar el equipo.

Los 7 desperdicios (Muda)

Y como se dice popularmente, no es más limpio quien más limpia si no quien menos ensucia, que traducido a un entorno industrial se puede decir que:

La máquina más limpia no es la que más se dedica en su limpieza sino la que menos suciedad genera

Si te suena lo de los 7 (o 8 para algunos) desperdicios o Mudas del Lean Manufacturing uno de ellos son la suciedad, residuos o como se dice en inglés: scraps. La suciedad se mire como se mire es una gasto innecesario, la cola de la caja, la grasa de un cojinete o las etiquetas pegadas en las guías son restos de componentes que el cliente no esta dispuesto a pagar, no da ningún valor y como tal hay que eliminarlos. Pero ojo, no por limpieza si no por generación.

La mentalidad enfocada a evitar la suciedad acaba generando ahorro, y no sólo por la mejora en la OEE.

Comparte con


Si tienes alguna duda, crítica o sugerencia lo leeré encantado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.